Aceites Cazorla «Royal» Gran Selección

FECHA DE CATA

03/06/2019

MARCA

ACEITES CAZORLA «ROYAL» GRAN SELECCIÓN

EMPRESA / COOP.

ACEITES CAZORLA S.C.A. Cazorla (JAÉN)

ZONA / D.O.P.

D.O.P. SIERRA DE CAZORLA

VARIEDAD

ROYAL

FECHA DE CONSUMO PREFERENTE

04 / 2020

PRECIO APROX.

10 €

 

Aceites Cazorla «Royal» Gran Selección

¿DE DÓNDE HA SALIDO ESTA BOTELLA?

Una de las actividades más atractivas del «curso de experto en cata» que realicé el invierno pasado fue la de, cada dos semanas más o menos, recibir la visita de los representantes y/o jefes de panel de cata de diferentes denominaciones de origen. Y también de otros países productores (Italia, Marruecos, Australia, Uruguay…). Una de ellas, la D.O.P. Sierra de Cazorla  nos dejó especialmente encandilados.

Emilio Tiscar, su jefe de panel, nos deleitó con un aove de la variedad «royal» de la «Cooperativa Aceites Cazorla». Tanto mis compañeros como yo, le dimos notas muy altas al realizar el análisis sensorial, y tuvimos la feliz idea de encargar unas cajitas para el disfrute tranquilo, ya en privado. Así he conocido este aceite, el cual, estoy deseando compartir con todos los «óleopicaítos/as» de este blog.

CATA DESDE…El lado oscuro.

Tras poner en orden el material «aceitístico» de mi reservorio personal, decidí, con algo de temor, abrir ya mi «royal de Cazorla». No sin cierto remordimiento, ya que, tal vez había esperado demasiado en «meterle mano». Esta variedad no es tan estable como otras («picual», «cornicabra»…), y corría el riesgo de que hubiese perdido todo el «glamour» que desprendía allá por el mes de noviembre.

Me quedé más tranquilo cuando mi amiga y experta catadora, «Cécile Cron», había abierto una de las botellas en marzo. Cuando la vi en Expoliva, le pregunté al respecto, y me comentó que el aove estaba perfecto. Que no había sufrido apenas. ¡Y vaya si no había sufrido!

Sin ponerme las botas…, de repente estaba haciendo senderismo por la Sierra de Cazorla.

Según recordaba, este aceite nos cautivó por algo muy concreto, sus impresionantes aromas a plantas aromáticas. Sí, pero no de las que son simple «literatura vacía, fantasiosa y marketiniana». Sí, esa que rellena la descripción de un aceite en la etiqueta de la botella, o en las notas de cata de las descripciones que podemos encontrar en «la red». En este caso, la realidad superaba ampliamente a la ficción.

«Descorchamos» la botella, vertemos un poquito a la copa de cata, acogimiento suave pero firme con un poquito de carrusel de feria (o los caballitos de toda la vida) para darle unas cuandas vueltas… ¡Y ya toca destapar! De repente, me vienen a la mente las expresiones de ojos saltones y bien abiertos de mis compañeros. Todos mirándonos unos a otros en la sala de cata del curso el pasado invierno, para verificar que esta muestra era «diferente». ¿Sorpresa, incredulidad…? Sí, y también: romero (pero no de ese seco con el que te quieren leer la mano en la puerta de la Mezquita o de la Alhambra), tomillo, un poquito de menta fresca…, ¿o será salvia?

 Y ahora, ¿quién es el osado que me niega que esto no sea un paseo campestre por la Sierra de Cazorla? Y eso no tiene precio. El percibir esas sensaciones serranas, sentado en la silla de tu cocina, en plena macro-urbe…, «no está pagao». En boca, más campo. ¿Habremos pisado también alguna almendrita o nuez por el camino?, sí, pero las plantas aromáticas siguen ganando por goleada.

He de reconocer que, de todos los aoves que he probado hasta ahora, este ha sido sin lugar a dudas, el que más claramente me ha demostrado que un aceite de oliva virgen extra puede oler a sierra y bosque mediterráneo, de verdad.

Y ya está todo dicho.

Si quieres descorchar la siguiente, prueba el aceite de autora de «Finca los Quinientos»