Artajo 10 Bio-Koroneiki

FECHA DE CATA

07/05/2018

MARCA

Artajo 10 Bio-Koroneiki

EMPRESA / COOP.

ACEITE ARTAJO

ZONA / D.O.P.

Finca Los LLanos- Fontellas (Navarrra)

VARIEDAD

KORONEIKI

FECHA DE CONSUMO PREFERENTE

11 / 2019

PRECIO APROX.

16 €

 

¿DE DÓNDE HA SALIDO ESTA BOTELLA?

En este mes de julio, solemos relacionar siempre Pamplona con sus famosas fiestas de San Fermín, pero yo voy a incluir otra variable de esta preciosa tierra: sus aceites. Os cuento la historia de este Artajo 10 Bio-Koroneiki.

El pasado mes de febrero, cuando acudí a San Sebastian para el curso de sumiller en AOVE, estuve echando un vistazo por las tiendas gourmet del Casco Viejo. Allí vi una serie de botellas de aceite, de origen navarro, de diferentes variedades: arróniz (variedad autóctona de Navarra), arbequina, manzanilla cacereña, koroneiki, etc. Estuve a punto de pecar y comprar alguna, pero como tenía excedentes en casa, e iba a ir al mes siguiente de viaje a Pamplona, decidí controlar mis ansias de probar un nuevo caldo.

Y llegó el citado viaje. Entre paseos por la capital navarra, vinos, pintxos, el disgusto por ver perder a mi equipo, y agradables encuentros en un bus nocturno de linea…, siempre hay tiempo de buscar una tienda de las de toda la vida y comprar ese aceite al cual eché el ojo en Donosti. ¿Y dónde lo encontré? Pues en una tienda de productos típicos de la zona, situada en… ¡plena Calle Estafeta!

Me hizo gracia la estampa. La última vez que había estado en esta calle fue unos años atrás en pleno encierro de San Fermín, con la ropa llena de tinto, un gorrito naranja del antiguo equipo ciclista Euskaltel, y de “empalmati” acompañando (al otro lado de la barrera) a mi amigo Topikshic, que “corrió” el encierro. Lo de correr está entrecomillado, porque lo más cerca que estuvo de los toros, fue como Soraya de Cospedal  en una cena del partido. Ya tenía en mi poder, tras dudar qué variedad llevarme, el Artajo 10 Bio-Koroneiki.

CATA DESDE…”El lado oscuro”

Día de estreno. Mi hermano me había regalado mis primeras copas de cata, ya que había leído en el blog mi deseo de hacer mis degustaciones de una forma más “oficial”, y tuvo el gran acierto y el detallazo de proporcionármelas. Así que venga, plastiquito de burbujas fuera, limpieza y…¡al lío!

Tuve hasta cierta excitación cuando vertí el aceite de variedad koroneiki (de la  misma nacionalidad que Demis Ruso, Aristóteles, o  Panagiotis Faosulas). La resplandeciente copa azul me retrotrae a mis prácticas de laboratorio en el pérmico superior, sobre todo cuando el vidrio de reloj se escurre sobre la boca de la copa. Ese cuidado extremo para evitar que se rompa y el profesor te eche la bronca. Elevo dicho vidrio circular, meto pituitaria a tope y lo primero… finura y muchas sensaciones, todas poco habituales para mi en un aceite de cosecha temprana. Percibes un toque como cuando entras en una tienda de chucherías en pleno verano. ¿Ositos, fresitas, huevos fritos, regaliz rojo…? No, cosa buena: plátano maduro, manzana asada, compota de frutas…, pero ¿dónde estarán los toques verdes?

Pues aparecieron en el retronasal, sí, en ese momento que tras pasar el aceite por la boca, expiramos el aire por la naríz. Hierba y algo de hoja, y la lengua percibiendo un picor y amargor, no muy potente, pero tampoco sutil. Frutado verde y maduro. Un “fifti-fifti”.

MORALEJA

¿Os habéis dado cuenta la cantidad de sensaciones diferentes que te puede aportar un poco de aceituna molida? A todo esto se le llama “complejidad“, o sea, es un aceite complejo, porque “te dice” muchas cosas. Es fresco, goloso, con toques verdes, y con un picante y amargor muy parecido, lo que se conoce como equilibrado. Después de tener todas estas piezas del puzzle encima de la mesa, tienen que encajar para considerarlo un gran aove, y vaya si encajan. Armonía pura.

Pues eso, que si alguna vez vais por allí, aparte de pegaros el atracón de pintxos, o de traeros unas tripitas de txistorra, no olvidaros de echar una botella de un buen AOVE navarro. Por ejemplo, el Artajo 10 Bio-Koroneiki.

Si quieres conocer otro aceite, en este caso Manchego, no te pierdas la cata de Luz de Alba-Picual ecológico.