Mis Oleo paranoias de septiembre

Lo del “veranillo del membrillo” se está cumpliendo a la perfección este año, y el otoño entra con torrera de la buena. Ya con monazo de otoño, nublaera y de charcos en el suelo, llegan las Oleo paranoias de septiembre. ¡Empezamos!

Pues como buen discípulo de J.A. Maldonado, Julio Marvizón, o de las conversaciones ilógicas con los vecinos en el ascensor cuando no sabemos de qué hablar, seguimos con… “el tiempo”: las lluvias primaverales tardías y el inicio de verano de rebequita nocturna que hemos tenido, han provocado un retraso de veinte días en el “verdeo” (recogida de aceituna de mesa, es decir, aquella que no va destinada a la producción de aceite).

He de reconocer que no tenía ni idea de que existía el concurso de lanzamiento de hueso de aceituna, concretamente en Murcia. Todo gracias a algún político experto en la materia que lo ha hecho mediático.

Pero aquí no queda la cosa. Si recordáis, en las Oleo paranoias de agosto comentábamos los múltiples usos de los huesos de aceituna. Pues se ha premiado un proyecto en el que crean filamentos para la impresión en 3D a partir de este producto de “desecho”. Enhorabuena a esas mentes privilegiadas.

Nuestro amigo Mikel nos envía un chistecito sobre como la gente se preocupa cada vez más por las recetas de dificultad debido al efecto “Master Chef”: -Esto está buenísimo, ¿qué has dicho que era? -Pan con aceite. – Brutal, ya me pasarás la receta. Moraleja: “humor euskaldun”, jejeje.

Poco a poco se van viendo más envases de aceite de 5 litros de aceite de los llamados “bag in box” o “contenedor de bolsa“, o sea, la cajas que tienen un pequeño grifo que se ven bastante para el vino. Su conservación aquí es mucho mejor que en la garrafa de plástico, por lo que no me extraña que paulatinamente vayan imponiéndose.

En las cooperativas se reparten collarines para las cervicales desgastadas de los agricultores; estos no paran de mirar el estado de las olivas ante la nueva campaña que se avecina. Muy recomendable el tener olivos como terapia ante la “enganchaera” de muchos a mirar el móvil, o sea, hacia abajo.

El AOVE mezclado con azúcar actúa como exfoliante natural.

Afortunadamente alguna empresa continúa en su empeño por modernizar el mundo del aceite, las catas, y todo lo relacionado con la pasión de degustar un buen aceite. Es el caso de Elaia Zait, la cual ha inventado un vaso de cata biodegradable, que evitará la utilización de envases de plástico en ferias, eventos, tiendas…

Atención deportistas, personas mayores, y público en general: nuevos estudios de la Universidad de Bolonia confirman que el consumo habitual de AOVE es beneficioso para evitar la osteoporosis.

Y la última de este mes: el efecto del cambio climático provocará que en el año 2.080 los inviernos andaluces sean más cálidos que los actuales, por lo que ya se estudian nuevas variedades de olivo preparados para futuros inviernos suaves. Recordemos que el olivo necesita frío para la correcta maduración de la aceituna; por lo general entre 7ºC y 12ºC.

Para más cositas curiosas y simpaticonas…las Oleo paranoias de agosto.